PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar
02/01/2012

Javier Gomá ha contribuido a poner en el centro de la discusión mediática la noción de ejemplaridad

La ejemplaridad, en boca en todos. El libro que ha acuñado y extendido el término


«El Pombo más madrileño»

«El hombre de moda»

«Los españoles siempre hemos tenido un filósofo de moda: D’Ors, Ortega, Marías, Aranguren... Ahora, l’homme à connaître es Javier Gomá (hace unos días apareció, ufano, en un exclusivo Roscón para cerebritos), hombre de la mayor solvencia y, quién lo iba a decir, catapultado en estos tiempos de escándalos urgandarinescos por su concepto de “ejemplaridad pública”.»

La Gaceta, El Agitador, 8 de enero de 2012

Sigue leyendo aquí


«Gomá: "Si la Corona deja de simbolizar, se convierte en irrelevante"»

«El filósofo opina que en el caso del yerno del Rey hay también algo de cacería»

«Javier Gomá, filósofo y director de la Fundación Juan March, dice que el oficio del Rey es un ejemplo que ejemplifica la ejemplaridad misma. Además, considera que si la Corona, un órgano cuya esencia es simbolizar, deja de hacerlo, se convierte en irrelevante.Ideas en las que incide en una entrevista con Javier Gomá (Bilbao, 1965), pensador, filólogo y jurista, después de ver cómo el concepto de su libro Ejemplaridad pública (Taurus), publicado en 2009 con gran éxito, vuelve a estar en boca de todos, desde el Rey, en su discurso navideño, hasta Gregorio Peces Barba, uno de los padres de la Constitución, que señaló que la ejemplaridad estaba por encima de la Ley.»

La Vanguardia, 5 de enero de 2012

Sigue leyendo aquí


Javier Gomá: «El respeto a la Ley no basta para crear una sociedad justa»

«Su idea, en boca de todos, apareció en el discurso del Rey»

«Han pasado dos años desde que Javier Gomá publicó en 2009 «Ejemplaridad pública» (Taurus). Fue un ensayo de una repercusión enorme cuyo título contenía claramente el concepto que desarrollaba en su interior. Tuvo entonces éxito, pero en las últimas semanas la teoría del abogado y pensador ha regresado a la vida pública con fuerza: se la cita en artículos, aparece en las conversaciones y ha influido incluso en el programa de Mariano Rajoy: «Lo emplea en su autobiografía y a lo largo de toda la campaña ha utilizado reiteradamente el concepto de austeridad, sobriedad y ejemplaridad», reconoce el propio Gomá a LA RAZÓN.»

LARAZÓN.es, Miguel Ayanz, 31 de diciembre de 2011

Sigue leyendo aquí


No ejemplar

«Todo lo cual me lleva a una idea que suele repetir Javier Gomá sobre la ejemplaridad pública. […] Aceptemos que todos somos ejemplos para los demás. Es decir, nuestra conducta es un ejemplo (o contraejemplo) de conducta para el que nos observa o tiene noticia de ella; todos actuamos de espejo para los demás, seamos conscientes o no. Por supuesto, ser un ejemplo y ser ejemplar son dos cosas distintas. Todos los que tienen un cargo o una posición de relevancia en el espacio público multiplican su efecto especular y por tanto su nivel de responsabilidad; que sean ejemplos no quiere decir que sean, sin embargo, ejemplares.»

Elpaís.com, Belén Altuna, 14 de diciembre de 2011

Sigue leyendo aquí


Ejemplos más allá de las leyes

«El concepto de la ejemplaridad pública, sistematizado por el pensador Javier Gomá, abre un debate de ideas en tiempos de descrédito institucional»

«La ejemplaridad ha merodeado durante siglos por los códigos, aunque sin ser definida por ellos. Ha navegado las orillas de la filosofía, pero sin ser tratada específicamente en los manuales. Hasta que el filósofo Javier Gomá le consagró un ensayo entero: Ejemplaridad pública (Taurus). Fue hace dos años. El libro tuvo su repercusión entonces, pero es ahora cuando todos parecen decididos a agarrarse a la idea como a un clavo ardiendo: políticos de todos los ámbitos e ideologías, la monarquía y otras instituciones lo reclaman como una necesidad, como una exigencia en tiempos de juicios por corrupción, de voluminosos sumarios por malversación donde los buenos ejemplos no abundan precisamente.»

El País, Jesús Ruíz Mantilla, 29 de diciembre de 2011

Sigue leyendo aquí


El ejemplo es la única sangre azul por Javier Gomá

«El carisma es personal y se dirige hacia el porvenir, se decía arriba. A diferencia de las otras instituciones del Estado, el cargo del Rey es estrictamente personal, se identifica con su persona. Y la manera en que su real persona puede ser carismática, es decir, influir positivamente en el destino de un pueblo, es ser rigurosamente ejemplar, dado que, por su posición, es incuestionablemente una fuente de moralidad pública. Pero no una ejemplaridad moralizante, pía o de clase, sino una más sutil, cívica, que contribuya a estrechar las maltrechas redes de fraternidad de nuestra sociedad compleja y plural.»

LARAZÓN.es, Javier Gomá, 18 de diciembre de 2011

Sigue leyendo aquí


Contribuir al cambio

«Desde el mundo rural, no podemos contribuir en aquello que se nos va de escala, pero sí debemos exigir Ejemplaridad Pública (Gomá) en lo que nos afecta directamente y hemos venido padeciendo su abandono. Basta con ser el eco de los mensajes que los ganadores vienen repitiendo y… si no nos escuchan tendremos que denunciarlo y documentárselo al capitán del equipo o a los medios de comunicación.»

ABC.es, Agustín Ferrín, 11 de diciembre de 2011

Sigue leyendo aquí

Taurus. Santillana Ediciones Generales S.L.,

Avenida de los Artesanos 6, 28760 Tres Cantos, Madrid.

Teléfono: 91 7449060. Fax: 91 7449224.

Mail: taurus@santillana.es

Tres Tristes Tigres